Entradas

Alejandro Filio - Mujer que camina

Imagen
No conforme con tus ojos
te propongo menos cielo, más abrazos,
hace tiempo que te sueño
y ya no sé cómo explicárselo a estas manos.

Que se rompe en el espacio
cuando pasas simplemente caminando,
cuánta estrella llevas puesta en la silueta
que me sigue deslumbrando.

No es la noche ni el café
lo que me obliga a caminar por esta casa,
esta maldita incomprensión
que no despega de tu cuerpo la mirada.

Sigues siendo irremediable,
imprescindible para todo lo que estalla,
como luna irrepetible
como viento entre las ramas.

Mujer para el sol de mañana,
mujer hasta el borde del alba,
mujer que te pierdo y encuentro;
mujer para afuera, mujer para adentro.

Mujer desafiando a los astros,
mujer que camina sin rastro,
mujer que me abrazas el alma:
Mujer que me robas...
mujer que me robas, la calma.

De tu boca tengo el sueño
cada noche, cada luna solitaria.
De tu pecho el medio sol al horizonte
que se pierde, que se escapa.

Sigo siendo para el fuego y el dolor,
para el miedo y el olvido,
no me pidas …

Jaime Sabines - Espero curarme de ti

Imagen
Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad.
 ¿Te parece bien que te quiera nada más una semana? No es mucho, ni es poco, es bastante. En una semana se puede reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se les puede prender fuego. Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado. Y también el silencio. Porque las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada.  Hay que quemar también ese otro lenguaje lateral y subversivo del que ama. (Tú sabes cómo te digo que te quiero cuando digo: «qué calor hace», «dame agua», «¿sabes manejar?», «se hizo de noche»... Entre las gentes, a un lado de tus gentes y las mías, te he dicho «ya es tarde», y tú sabías que decía «te quiero»).  Una semana más para reunir todo el amor del tiempo. Para dártelo. Para que hagas con él lo que quieras: guardarlo, …

Pablo Neruda - Si tú me olvidas

Imagen
Quiero que sepas
una cosa.

Tú sabes cómo es esto:
si miro
la luna de cristal, la rama roja
del lento otoño en mi ventana,
si toco
junto al fuego
la impalpable ceniza
o el arrugado cuerpo de la leña,
todo me lleva a ti,
como si todo lo que existe,
aromas, luz, metales,
fueran pequeños barcos que navegan
hacia las islas tuyas que me aguardan.


Ahora bien,
si poco a poco dejas de quererme
dejaré de quererte poco a poco.

Si de pronto
me olvidas
no me busques,
que ya te habré olvidado.

Si consideras largo y loco
el viento de banderas
que pasa por mi vida
y te decides
a dejarme a la orilla
del corazón en que tengo raíces,
piensa
que en ese día,
a esa hora
levantaré los brazos
y saldrán mis raíces
a buscar otra tierra.

Pero
si cada día,
cada hora
sientes que a mí estás destinada
con dulzura implacable.
Si cada día sube
una flor a tus labios a buscarme,
ay amor mío, ay mía,
en mí todo ese fuego se repite,
en mí nada se apaga ni se olvida,
mi amor se nutre de tu amor, amada,
y mientras vivas e…

Tal vez te interese: