Entradas

Silvio Rodríguez - Pequeña serenata diurna

Imagen
Vivo en un país libre,
cual solamente
puede ser libre
en esta tierra,
en este instante,
y soy feliz porque soy gigante.

Amo a una mujer clara
que amo y me ama
sin pedir nada
(o casi nada,
que no es lo mismo
pero es igual).

Y si esto fuera poco,
tengo mis cantos
que poco a poco
muelo y rehago
habitando el tiempo,
como le cuadra
a un hombre despierto.

Soy feliz,
soy un hombre
feliz, y quiero
que me perdonen
por este día
los muertos,
de mi felicidad.


Silvio Rodríguez - Disco: Días y flores.

Soda Stereo - Luna roja

Imagen
Él salió y dejó
la cama vacía,
se entregó al suave
aire del desierto
y entonces la vio:
La luna roja
sobre el mar negro,
luna roja...

Primero león,
luego cordero,
ruega a Dios
poder volver del desierto,
desde que vio:
La luna roja
sobre el mar negro,
luna roja,
luna roja...

Cuídame,
yo te cuidaré.
Yo también
pagué placeres ciegos,
no quiero ver:
La luna roja,
sobre el mar negro,
luna roja,
luna roja...

Es peligrosa,
es peligrosa,
es peligrosa;
es peligrosa...


Te haré mortal,
te haré mortal...

Soda Stereo - Disco: Dynamo.

Ernesto Cardenal - Epigramas

Imagen
1. Te doy, Claudia, estos versos, porque tú eres su dueña.
Los he escrito sencillos para que tú los entiendas.
Son para ti solamente, pero si a ti no te interesan,
un día se divulgarán tal vez por toda Hispanoamérica.
Y si al amor que los dictó, tú también lo desprecias,
otras soñarán con este amor que no fue para ellas.
Y tal vez verás, Claudia, que estos poemas,
(escritos para conquistarte a ti) despiertan
en otras parejas enamoradas que los lean
los besos que en ti no despertó el poeta.

*

2. De estos cines, Claudia, de estas fiestas,
de estas carreras de caballos,
no quedará nada para la posteridad
sino los versos de Ernesto Cardenal para Claudia
(si acaso)
y el nombre de Claudia que yo puse en esos versos
y los de mis rivales, si es que yo decido rescatarlos
del olvido, y los incluyo también en mis versos
para ridiculizarlos.

*

3. Al perderte yo a ti tú y yo hemos perdido:
yo porque tú eras lo que yo más amaba
y tú porque yo era el que te amaba más.
Pero de nosotros dos tú pie…