Entradas

Joaquín Sabina - Peces de ciudad

Imagen
Se peinaba a lo garçon
la viajera que quiso enseñarme a besar
en la Gare de Austerlitz.
Primavera de un amor
amarillo y fugaz como el sol
del veranillo de San Martín
Hay quien dice que fui yo
el primero en olvidar
cuando en un si bemol de Jacques Brel
conocí a mademoiselle Amsterdam.

En la fatua Nueva York
da más sombra que los limoneros
la Estatua de la Libertad
Pero en Desolation Row
las sirenas de los petroleros
no dejan reír ni volar.
Y en el coro de Babel
desafina un español
no hay más ley que la fiebre del oro
en las minas del rey Salomón.

Y desafiando el oleaje sin timón ni timonel
Por mis sueños va ligero de equipaje
sobre un cascarón de nuez
mi corazón de viaje,
luciendo los tatuajes
de un pasado bucanero
de un velero al abordaje,
de un liguero de mujer.

Y cómo huir cuando no quedan islas
para naufragar
al país donde los sabios
se retiran del agravio
de buscar labios
que sacan de quicio
mentiras que ganan juicios
tan sumarios que envilecen
el cristal de los acuarios
de lo…

José Alfredo Jiménez - El hijo del pueblo

Imagen
Es mi orgullo haber nacido
en el barrio más humilde,
alejado del bullicio
de la falsa sociedad.

Yo no tuve la desgracia
de no ser hijo del pueblo,
yo me cuento entre la gente
que no tiene falsedad.

Mi destino es muy parejo
yo lo quiero como venga,
soportando una tristeza
o detrás de la ilusión.

Voy camino de la vida
muy feliz con mi pobreza,
como no tengo dinero,
tengo mucho corazón.

Descendiente de Cuauhtémoc,
mexicano por fortuna;
desdichado en los amores,
soy borracho y trovador.

¿Pero cuántos millonarios
quisieran vivir mi vida,
pa' cantarle a la pobreza
sin sentir ningún temor?

Es por eso que es mi orgullo
ser del barrio más humilde,
alejado del bullicio
de la falsa sociedad.

Yo compongo mis canciones
pa' que el pueblo me las cante;
y el día que el pueblo me falle,
ese día voy a llorar...

José Alfredo Jiménez


Cuco Sánchez - Fallaste corazón

Imagen
Y tú que te creías el rey de todo el mundo,
y tú que nunca fuiste capaz de perdonar,
y cruel y despiadado de todo te reías,
hoy imploras cariño aunque sea por piedad.

¿A dónde está tu orgullo? ¿A dónde está el coraje?
Porque hoy que estás vencido mendigas caridad.
¿Ya ves que no es lo mismo amar que ser amado?
Hoy que estás acabado: ¡Qué lástima me das!

¡Maldito corazón!
Me alegro que ahora sufras;
y llores y te humilles
por ese gran amor.

La vida es la ruleta en que apostamos todos
y a ti te había tocado nomás la de ganar,
pero hoy tu buena suerte la espalda te ha volteado:
Fallaste corazón, no vuelvas a apostar.

¡Maldito corazón!
Me alegro que ahora sufras;
y llores y te humilles
por ese gran amor.

La vida es la ruleta en que apostamos todos
y a ti te había tocado nomás la de ganar,
pero hoy tu buena suerte la espalda te ha volteado:
Fallaste corazón, no vuelvas a apostar.

Cuco Sánchez