Entradas

Eduardo Galeano - Celebración de la amistad/2

Imagen
Juan Gelman me contó que una señora se había batido a paraguazos, en una avenida de París, contra toda una brigada de obreros municipales. Los obreros estaban cazando palomas cuando ella emergió de un increíble Ford a bigotes, un coche de museo, de aquellos que arrancaban a manivela; y blandiendo su paraguas, se lanzó al ataque.

 A mandobles se abrió paso, y su paraguas justiciero rompió las redes donde las palomas habían sido atrapadas. Entonces, mientras las palomas huían en blanco alboroto, la señora la emprendió a paraguazos contra los obreros.
 Los obreros no atinaron más que a protegerse, como pudieron, con los brazos, y balbuceaban protestas que ella no oía: más respeto, señora, haga el favor, estamos trabajando, son órdenes superiores, señora, por qué no le pega al alcalde, cálmese, señora, qué bicho la picó, se ha vuelto loca esta mujer...

 Cuando a la indignada señora se le cansó el brazo, y se apoyó en una pared para tomar aliento, los obreros ex…

Eduardo Galeano - Los nacimientos

Imagen
1524
Quetzaltenango
El poeta contará a los niños la historia
de esta batalla
El poeta hablará de Pedro de Alvarado y de quienes con él vinieron a enseñar el miedo.
 Contará que cuando ya las tropas indígenas habían sido arrasadas, y era Guatemala campo de carnicería, el capitán Tecum Umán se alzó por el aire y voló con alas y plumas nacidas de su cuerpo. Voló y cayó sobre Alvarado y de un golpe feroz le arrancó la cabeza del caballo. Pero Alvarado y el caballo se partieron en dos y divididos quedaron: el conquistador se desprendió del caballo decapitado y se levantó. Nuevamente se echó a volar el capitán Tecum y subió, fulgurante, hasta muy arriba. Cuando se precipitó desde las nubes, Alvarado lo esquivó y lo atravesó con su lanza. Acudieron los perros a despedazar a Tecum Umán y la espada de Alvarado se interpuso. Largo rato estuvo Alvarado contemplando al vencido, su cuerpo abierto, la plumería de quetzal que le brotaba de los brazos y las piernas, las alas rotas, la tripl…

Cuco Sánchez - Toda una vida

Imagen
Toda una vida, me estaría contigo,
no me importa en qué forma,
ni cómo, ni dónde, pero junto a ti.

Toda una vida, te estaría mimando,
te estaría cuidando, como cuido mi vida,
que la vivo por ti.

No me cansaría de decirte siempre
(pero sempre, siempre),
que eres en mi vida; ansiedad,
angustia y desesperación.

Toda una vida, me estaría contigo,
no me importa en qué forma,
ni cómo, ni dónde, pero junto a ti.

No me cansaría de decirte siempre
(pero sempre, siempre),
que eres en mi vida; ansiedad,
angustia y desesperación...

Toda una vida, me estaría contigo,
no me importa en qué forma,
ni cómo, ni dónde, pero junto a ti.

No me importa en qué forma,
ni cómo, ni dónde, pero junto a ti...



Cuco Sánchez