Entradas

Roque Dalton - Yo estudiaba en el extranjero en 1953

Imagen
Era la época en que yo juraba
que la Coca Cola uruguaya era mejor que la Coca Cola chilena
y que la nacionalidad era una cólera llameante
como cuando una tipa de la calle Bandera
no me quiso vender otra cerveza
porque dijo que estaba ya demasiado borracho
y que la prueba era que yo hablaba harto raro
haciéndome el extranjero
cuando evidentemente era más chileno que los porotos.
Roque Dalton



Radio Saudade en vivo

Escucha la mejor Radio online de trova y rock latinoamericano sin cortes comerciales, las 24 horas de los 365 días del año. ¡Disfruta ya!
Dale play.

Anuncios

Eduardo Galeano - El otro oído

Imagen
Noviembre 17
 Hoy murió, en 1959, el músico brasileño Heitor Villa-Lobos.

 Él tenía dos oídos, uno de adentro y otro de afuera.

 En sus años mozos, cuando se ganaba la vida tocando el piano en algún putero de Río de Janeiro, Villa-Lobos se las arreglaba para ir componiendo sus obras, como si tal cosa: cerraba el oído de afuera a la barahúnda de carcajadas y bebederas, y el oído de adentro se abría para escuchar, nota tras nota, su música naciente.

 Después, en los años maduros, el oído de adentro fue su refugio contra los insultos del público y los venenos de los críticos.

Eduardo Galeano - Los hijos de los días.
Les dejo esta excelente interpretación que hace David Russell del Choro No.1 de Heitor Villa-Lobos.

Radio Saudade en vivo

Escucha la mejor Radio online de trova y rock latinoamericano sin cortes comerciales, las 24 horas de los 365 días del año. ¡Disfruta ya!
Dale play.

Eduardo Galeano - Un averiguador de la vida

Imagen
Noviembre
16

Como era muy miope, no tuvo más remedio que inventar lentes que fundaron la óptica moderna y un telescopio que descubrió una estrella nueva.
Y como era muy mirón, mirando un copo de nieve en la palma de su mano vio que el alma del hielo era una estrella de seis picos, seis, como seis son los lados de las celdillas de las abejas en los panales, y con los ojos de su razón vio que la forma hexagonal sabe usar el espacio de la mejor manera.
Y en el balcón de su casa vio que no era circular el viaje de sus plantitas en busca de la luz, y dedujo que quizá tampoco era circular el viaje de los planetas alrededor del sol, y su telescopio se puso a medir las elipses que describen.
Viendo, vivió.
Cuando dejó de ver murió, en este día de 1630.
La lápida de Johannes Kepler dice:
Medí los cielos. Ahora, las sombras mido.


Eduardo Galeano - Los hijos de los días.



Radio Saudade en vivo

Escucha la mejor Radio online de trova y rock latinoamericano sin cortes comerciales, las 24 horas de…
Anuncios