Lobo de la estepa - Hermann Hesse

Los mejores poemas y frases
de Hermann Hesse.


Yo, lobo de la estepa, voy trotando
sobre un mundo cubierto por la nieve;
de un abedul sale volando un cuervo,
más no veo ni un corzo ni una liebre.
¡Que decir de las corzas!: ¡Me apasionan!
¡Ah, que fruición si me encontrara alguna!:
Apresarla en mi garras con mis dientes,
es para mi el deleite más sublime,
¡Como amaria yo a mi hermosa presa!:
hundiría mis dientes en su carne,
bebería hasta el fin su sangre clara
y aullaría después, solo, en la noche.
Si no, una liebre me satisfaría:
huele de noche bien su tibia carne…
Pero ¿Es que huyen de mi todas las cosas
que pueden hacer grata la existencia?
Ya blanquean los pelos de mi rabo,
mi vista ya no es clara como antaño…
Y ahora troto, soñando con las corzas
o, acaso, por lo menos, con las liebres,
oigo al viento en las noches invernales,
con nieve calmo el fuego de mis fauces
y llevo al diablo en mi alma miserable.


También te puede interesar:

Mario Benedetti - Cuerpo docente

Facundo Cabral - Me gusta la gente simple

Jorge Drexler - Sea

Espero*

Mario Benedetti - Entre siempre y jamás