Anuncios

Eduardo Galeano - La música


 Era un mago del arpa. En los llanos de Colombia, no había fiesta sin él. Para que la fiesta fuera fiesta, Mesé Figueredo tenía que estar allí, con sus dedos bailanderos que alegraban los aires y alborotaban las piernas. Una noche, en algún sendero perdido, lo asaltaron los ladrones. Iba Mesé Figueredo camino de una boda, a lomo de mula, en mula él, en la otra el arpa, cuando unos ladrones se le echaron encima y lo molieron a golpes. Al día siguiente, alguien lo encontró. Estaba tirado en el camino, un trapo sucio de barro y sangre, más muerto que vivo. Y entonces aquella piltrafa dijo, con un resto de voz:

 -Se llevaron las mulas.

 Y dijo:

 -Y se llevaron el arpa.

 Y tomó aliento y se rió:

 -Pero no se llevaron la música.


Eduardo Galeano - Patas Arriba. La escuela del mundo al revés.


"El negro hizo una seña y se arrimaron al árbol los padres y el hermano.   Él, sentado, meditaba; ellos, parados, esperaban.   Familia -dijo, por fin. Y diagnosticó:   Esta muchacha tiene el alma toda desparramada.   Y recetó:   -Se precisa música pa rejuntársela." Eduardo Galeano
Esta frase pertenece al cuento
"Introducción a la música"
de Eduardo Galeano.

Radio Saudade en vivo

Escucha la mejor Radio online de trova y rock latinoamericano sin cortes comerciales, las 24 horas de los 365 días del año. ¡Disfruta ya!
Dale play.



Anuncios