Mario Benedetti - Giornata


Empieza el día
por fin empieza el día
con el llanto sin gloria del que nace

el sueño tañe voces
las voces quitan niebla
bosteza el frío
empieza el día con agua
a nubes llenas

después vendrá el impulso
el nervio
y no habrá tiempo
de melancolías

después habrá cenizas
pero entre tanto hay fuego
existe la franquicia de vivir
nos conocemos los desconocidos
la enredadera de los ecos sube
el cielo no responde
el mar tampoco

entre hipos de dolor
relámpagos de goce
avanza el día

mas de pronto comienza
a descender
a respirar su ruina
a oscurecerse

el crepúsculo aprieta
la penúltima tuerca del adiós
los fantasmas se acercan como islas
el sol se oculta con miseria
el miedo sin belleza
la noche es un sudario

acaba el día
por fin acaba el día
con el llanto sin gloria del que muere


Mario Benedetti - Las soledades de Babel.


"Es una lástima que no estés conmigo cuando miro el reloj y son las cuatro y acabo la planilla y pienso diez minutos y estiro las piernas como todas las tardes y hago así con los hombros para aflojar la espalda y me doblo los dedos y les saco mentiras. Es una lástimas que no estés..." Mario Benedetti - Amor de tarde
Este fragmento pertenece al poema "Amor de tarde"
de Mario Benedetti.