Ahora vale la pena - Mario Benedetti

Esta frase pertenece al poema
"Y, sin embargo, amor..." de Roque Dalton.

Ahora vale la pena.
Dios
se quedó dormido.

Todos sabemos que esto
no es
definitivo
que es una suerte loca
quizá un breve
delirio.

Ahora vale la pena
vivir
aunque haga frío
aunque la tarde vuele.
O no vuele.
Es lo mismo.

Ahora sí
pero luego
si Dios no se despierta
qué pasará
diosmío.


También te puede interesar:

En el último trago - José Alfredo Jiménez

Silvio Rodríguez - Unicornio

Lo que necesito de ti

Gabriel García Márquez - El amor en los tiempos del cólera

Té para tres - Soda Stereo