PRECAUCIÓN:
El consumo de este producto produce adicción y desengaño...

Labels

By Radio Saudade. Con la tecnología de Blogger.

martes, 18 de marzo de 2014

Pérez

Cuando Mariana Mactas cumplió seis años, algún vecino de Calella de la Costa le regaló un pollito azul.

El pollito no sólo tenía plumas azules, que lanzaban destellos violáceos al sol, sino que además meaba azul y piaba azul. Era un milagro de la naturaleza, quizás ayudada por alguna inyección de anilinas en el huevo.

Mariana lo bautizó con el nombre de Pérez. Fueron amigos. Pasaban horas charlando en la terraza, mientras Pérez caminaba picoteando migas de pan.

Poco duró el pollito. Y cuando llegó a su fin esa breve vida azul, Mariana se sentó en el piso, como para no levantarse nunca. Con la vista clavada en una baldosa, comprobó:

Apena el mundo sin Pérez.

Eduardo Galeano - Bocas del tiempo.





 

2 Comentarios:

  1. Yo tuve uno color rosa. No tenía nombre. Escapó antes que yo tuviera tiempo de ponerle eso. Pero yo ya no era chiquita. Y no me atrevi a comprar otro para verlo escapar o morir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De color rosa, de color azul, pollito o como sea que cada uno lo vea,compañero de muchas noches de terraza...a mi me gusta pensar que el que yo tuve,no se escapó ni se murió...pienso que aún vive y está en mi corazón...aún lo amo como el primer dia que lo vi...mi pollito es azul..es...es !!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...