Eduardo Galeano - El Zapato


 

 




 En 1919, la revolucionaria Rosa Luxemburgo fue asesinada en Berlín.

 Los asesinos la rompieron a golpes de fusil y la arrojaron a las aguas de un canal.

 En el camino, ella perdió un zapato.

 Alguna mano recogió ese zapato, tirado en el barro.

 Rosa quería un mundo donde la justicia no fuera sacrificada en nombre de la libertad, ni la libertad fuera sacrificada en nombre de la justicia.

 Cada día, alguna mano recoge esa bandera.

 Tirada en el barro, como el zapato.

También te puede interesar:

Te quiero - Mario Benedetti

Como siempre - Mario Benedetti

Desde el alma - Desde el alma