16 de enero de 1991 - Mario Benedetti

Esta frase pertenece al poema
"Viceversa" de Mario Benedetti.


Calmo ante el mar ensimismado
solo ante un infinito
que es cada vez más breve
dice el sobremuriente en la escollera
tengo derecho a mi desánimo
tengo derecho al miedo
el mundo rueda incandescente
y el hombre / esa parábola de fuego
aúlla sin saber que está muriendo
allá lejos / es decir aquí al lado
los penúltimos cubren el desierto
el espejismo es de un metal infame
los camellos apartan sus ojos de la arena
para seguir soñando en otro oasis
el aire es de veneno
el verde es clandestino
ya no hacemos ni sombra en la ceniza
calmo ante el mar ensimismado
solo ante un infinito
que es cada vez más breve
dice el sobremuriente en la escollera
tengo derecho a mi desánimo
tengo derecho al miedo


También te puede interesar:

Mario Benedetti - Después

Gabriela Mistral - Besos

Espero*

Mario Benedetti - Ahí nomás

Silvio Rodríguez - Unicornio