El indignado - Eduardo Galeano

Los mejores relatos y frases
de Eduardo Galeano.





 Ocurrió en España, en un pueblo de La Rioja, en el anochecer de hoy del año 2011, durante la procesión de Semana Santa.

 Una multitud acompañaba, callada, el paso de Jesucristo y los soldados romanos que lo iban castigando a latigazos.

 Y una voz rompió el silencio.

 Montado en los hombros de su padre, Marcos Rabasco gritó al azotado:

 —¡Defiéndete! ¡Defiéndete!

 Marcos tenía dos años, cuatro meses y veintiún días de edad.


También te puede interesar:

Bienvenida - Mario Benedetti

Cuerpo docente - Mario Benedetti

Julio Cortázar - Capítulo 93

Miércoles por la mañana - Jorge Luis Borges*

Después - Mario Benedetti