Empero - Mario Benedetti

Esta frase pertenece al cuento
"Los novios" del libro "Montevideanos"
de Mario Benedetti.




Cierro los ojos para disuadirme.
Ahora no es, no puede ser la muerte.
Está el escarabajo a tropezones,
mi sed de ti, la baja tarde inmóvil.

De veras está todo como antes:
el cielo tan inerme,
la misma soledad tan maciza,
la luz que se devora y no comprende.
Todo está como antes
de tu rostro sin nubes,
todo aguarda como antes la anunciada
estación en suspenso,
pero también estaba entonces este pánico
de no saber huir y no saber
alejarme del odio.

De veras todo está
destruido, indescifrable,
como verdad caída inesperadamente
del cielo o del olvido
y si alguien, algo, me golpea los párpados
es una lenta gota empecinada.
Ahora no es, no puede ser la muerte.
Abro los ojos para convencerme.


También te puede interesar:

Jaime Sabines - No es que muera de amor, muero de ti...

Gabriel García Márquez - El amor en los tiempos del cólera

Adiós*

Isadora - Eduardo Galeano

Pablo Neruda - Soneto XVII