Inmigrantes legales - Eduardo Galeano


Los mejores relatos y frases
de Eduardo Galeano.



 En avión privado volaron hasta Monterrey.

 Allí iniciaron, en el año 2008, su gira triunfal. Fueron declarados huéspedes distinguidos, y en nueve carrozas pasearon por las avenidas.

 Parecían políticos triunfantes, pero no. Eran momias. Las momias de las víctimas de la peste del cólera, que hacía más de un siglo y medio había devastado la ciudad de Guanajuato.

 Once mujeres, siete hombres, cinco niños y una cabeza sin cuerpo, todos vestidos de fiesta, cruzaron la frontera. Aunque eran momias mexicanas, nadie les pidió pasaporte, ni fueron acosadas por la guardia fronteriza.

 Y tranquilamente siguieron viaje a Los Ángeles, Las Vegas y Chicago, donde desfilaron, ovacionadas, bajo arcos de flores.

Eduardo Galeano - Los hijos de los días.

También te puede interesar:

Mario Benedetti - Escondido y lejos

Mario Benedetti - Te quiero

Mario Benedetti - Traigo el mar en un dedal