Anuncios

¿Cuáles son las mejores canciones y frases de amor de Silvio Rodríguez?


Silvio Rodríguez es uno de los más grandes trovadores de la actualidad. Nació el 29 de noviembre de 1946 en Cuba (San Antonio de los Baños). Es uno lo des fundadores (junto a Pablo Milanés y Noel Nicola) de La Nueva Trova Cubana; que se caracteriza principalmente por tener un alto contenido social y político en sus letras (como consecuencia del triunfo de la Revolución Cubana). Silvio ha compuesto más de 500 canciones y ha publicado 19 discos oficiales, he aquí una antología de sus mejores canciones y frases de amor (las más emblemáticas):


"Yo he preferido hablar de cosas imposibles, porque de lo posible se sabe demasiado."


"Una buena muchacha de casa decente no puede salir. ¿Qué diría la gente el domingo en la misa si saben de ti? ¿Qué dirían los amigos, los viejos vecinos que vienen aquí? ¿Qué dirían las ventanas, tu madre y su hermana y todos los siglos de colonialismo español que no en balde te han hecho cobarde? ¿Qué diría Dios si amas sin la Iglesia  y sin la ley?"

Óleo de mujer con sombrero:

"La cobardía es asunto de los hombres, no de los amantes:  Los amores cobardes no llegan a amores, ni a historias, se quedan allí. Ni el recuerdo los puede salvar, ni el mejor orador conjugar."


"Con diez años de menos, habría blasfemado con savia de su cuerpo quemaría los templos: ¡Para qué los cobardes tomaran ejemplo!

Con diez años de menos, hubiera matado: Sólo para verle, sólo para amarle, sólo para serle, sólo y no olvidarle..."


 "Para no hacer de mi icono pedazos, para salvarme entre únicos e impares, para cederme un lugar en su Parnaso, para darme un rinconcito en sus altares; me vienen a convidar a arrepentirme, me vienen a convidar a que no pierda, mi vienen a convidar a indefinirme: Me vienen a convidar a tanta mierda..."

La era está pariendo un corazón:

"La era está pariendo un corazón, no puede más, se muere de dolor y hay que acudir corriendo pues se cae el porvenir: En cualquier selva del mundo, en cualquier calle.

Debo dejar la casa y el sillón, la madre vive hasta que muere el sol, y hay que quemar el cielo si es preciso: Por vivir..."

Ángel para un final:

"Ahora comprendo en total este silencio mortal. Ángel que pasa, besa y te abrasa, ángel para un final."

Aunque no esté de moda:

"Aunque no esté de moda te pido una mano, mis entrañas no entienden de estética y cambios. Aunque no esté de moda repite conmigo: ¡Quiero amor, quiero amor, quiero amor compartido!"

Tu imagen:

"Tu imagen me llegó a las seis menos diez y no pude dormir ni un instante después. Te confundías con mis sábanas, te me enredabas en la sien.

Lucías tan real que casi fui feliz. Pero a las seis y diez me comprendí sin ti. Eran mis solitarias sábanas y una habitual mañana gris..."

Canción del elegido:

"Supo la historia de un golpe, sintió en su cabeza cristales molidos y comprendió que la guerra era la paz del futuro: lo más terrible se aprende enseguida y lo hermoso nos cuesta la vida. La última vez lo vi irse entre el humo y metralla, contento y desnudo: iba matando canallas con su cañón de futuro."

Que ya viví, que te vas:

"Creo que la luna ya es muy alta y en la caricia falta un viaje a la humedad. Creo que de noche me despierto con frío, al descubierto, tanteando oscuridad. Creo que la lluvia está cayendo y no voy sonriendo dejándome mojar.

Creo que me va a quitar el sueño un dedo aquí, un labio allá, que te perdí, que ya no estás, que ya viví, que te vas..."




"¿Te molesta mi amor, mi amor de juventud? Y mi amor es un arte en virtud. ¿Te molesta mi amor, mi amor sin antifaz? Y mi amor es un arte de paz."

Rabo de nube:

"Si me dijeran pide un deseo, preferiría un rabo de nube, que se llevara lo feo y nos dejara el querube: Un barredor de tristezas, un aguacero en venganza, que cuando escampe parezca nuestra esperanza..."

Quién fuera:

"Estoy buscando melodía para tener como llamarte. ¿Quién fuera ruiseñor? ¿Quién fuera Lennon y McCartney, Sindo Garay, Violeta, Chico Buarque? ¿Quién fuera tu trovador?!

Te amaré:

"Te amaré, te amaré como al mundo, te amaré aunque tenga final. te amaré, te amaré en lo profundo; te amaré como tengo que amar..."

Hoy mi deber era:

"Pero tú me faltas hace tantos días, que quiero y no puedo tener alegrías. Pienso en tu cabello
que estalla en mi almohada, y estoy que no puedo dar otra batalla..."

Imagínate:

"Imagínate que somos nosotros; tú y yo para siempre, que no eres de otro."

Unicornio:

"Mi unicornio azul ayer se me perdió y puede parecer acaso una obsesión, pero no tengo más que un unicornio azul (y aunque tuviera dos yo solo quiero aquel): Cualquier información la pagaré. Mi unicornio azul se me ha perdido ayer, se fue..."

Te doy una canción:

"Cómo gasto papeles recordándote, cómo me haces hablar en el silencio, cómo no te me quitas de las ganas aunque nadie me ve nunca contigo. Y cómo pasa el tiempo, que de pronto son años sin pasar tú por mí, detenida..."

Ojalá:

"Ojalá se te acabe la mirada constante, la palabra precisa, la sonrisa perfecta. Ojalá pase algo que te borre de pronto: Una luz cegadora, un disparo de nieve, ojalá por lo menos que me lleve la muerte, para no verte tanto, para no verte siempre en todos los segundos, en todas las visiones: Ojalá que no pueda tocarte ni en canciones..."

La maza:

"Si no creyera en quien me escucha, si no creyera en lo que duele, si no creyera en lo que quede, si no creyera en lo que lucha. ¿Qué cosa fuera, corazón, qué cosa fuera? ¿Qué cosa fuera la maza sin cantera?"

¿Qué hago ahora?:

"¿Qué le digo a los perros que se iban conmigo en noches pérdidas de estar sin amigos? ¿Qué le digo a la luna que creí compañera de noches y noches sin ser verdadera?

¿Qué hago ahora contigo? Las palomas que van a dormir a los parques ya no hablan conmigo. ¿Qué hago ahora contigo? Ahora que eres la luna, los perros, las noches, todos los amigos."

Mariposas:

"Así eras tú en aquellas tardes divertidas, así eras tú de furibunda compañera. Eras como esos días en que eres la vida y todo lo que tocas se hace primavera..."

Pequeña serenata diurna:

"Soy feliz, soy un hombre feliz, y quiero que me perdonen por este día los muertos, de mi felicidad."


"La cobardía es asunto de los hombres, no de los amantes:  Los amores cobardes no llegan a amores, ni a historias, se quedan allí." Óleo de mujer con sombrero
Las mejores canciones y frases
de Silvio Rodríguez
y la Trova.

Radio Saudade en vivo

Escucha la mejor Radio online de trova y rock latinoamericano sin cortes comerciales, las 24 horas de los 365 días del año. ¡Disfruta ya!
Dale play.



Anuncios