Eduardo Galeano - El diagnóstico y la terapéutica

 El amor es una enfermedad de las más jodidas y contagiosas. A los enfermos, cualquiera nos reconoce. Hondas ojeras delatan que jamás dormimos, despabilados noche tras noche por los abrazos, o por la ausencia de los abrazos, y padecemos fiebres devastadoras y sentimos una irresistible necesidad de decir estupideces. 
 El amor se puede provocar, dejando caer un puñadito de polvo de quereme, como al descuido, en el café o en la sopa o el trago. Se puede provocar, pero no se puede impedir. No lo impide el agua bendita, ni lo impide el polvo de hostia; tampoco el diente de ajo sirve para nada. El amor es sordo al Verbo divino y al conjuro de las brujas. No hay decreto de gobierno que pueda con él, ni pócima capaz de evitarlo, aunque las vivanderas pregonen, en los mercados, infalibles brebajes con garantía y todo.



"Sabes una cosa? Yo nunca sentí, con nadie, esta... esta, alegría de los músculos." Frase del libro dias y noches de amor y de guerra de Eduardo Galeano
Esta frase pertenece al libro
"Días y noches de amor y de guerra"
de Eduardo Galeano.

Escuchar Radio Online


Escucha la mejor Radio online de trova y rock latinoamericano sin cortes comerciales, las 24 horas de los 365 días del año. ¡Disfruta ya!
Dale play.

También te puede interesar:

Jaime Sabines - No quiero convencer a nadie de nada

Mario Benedetti - Después

José Ángel Buesa - Balada del mal amor

Mario Benedetti - Es tan poco

Mario Benedetti - La noche de los feos