García Márquez - Eduardo Galeano

Los mejores libros y frases
de Gabriel García Márquez.

 Se desata la persecución de los huelguistas heridos y escondidos. Como a conejos los cazan, tirando al bulto desde el tren en marcha; y en las estaciones pescan lo que la red atrapa. A ciento veinte capturan en Aracataca, en una sola noche. Los soldados despiertan al cura y le arrancan la llave del cementerio. En calzoncillos, temblando, el cura escucha las descargas.

 No lejos del cementerio, un niño berrea en la cuna.

 Pasarán los años y este niño revelará al mundo los secretos de la comarca que fue atacada por la peste del olvido y perdió el nombre de las cosas. Él descubrirá los pergaminos que cuentan que los obreros han sido fusilados en la plaza y que aquí la Mamá Grande es dueña de vidas y haciendas y de las aguas llovidas y por llover, y que entre lluvia y lluvia Remedios la Bella se va al cielo y en el aire se cruza con un ángel viejito y desplumado que viene cayendo rumbo al gallinero.

Eduardo Galeano - Memoria del Fuego III. El siglo del viento.

Tal vez te interese:

También te puede interesar:

Eduardo Galeano - Los nadies

Espero*

Gabriel García Márquez - El amor en los tiempos del cólera

Jaime Sabines - No es que muera de amor, muero de ti...

Mario Benedetti - Balada del mal genio