PRECAUCIÓN:
El consumo de este producto produce adicción y desengaño...

Labels

By Radio Saudade. Con la tecnología de Blogger.

martes, 1 de abril de 2014

Para la cátedra de la religión

 Cuando llegué a Roma por primera vez, yo ya no creía en Dios, y no tenía más que a la tierra por único cielo y único infierno. Pero no guardaba un mal recuerdo del Dios padre de los años de mi infancia, y en mis adentros seguía ocupando un lugar entrañable el Dios hijo, el rebelde de Galilea que había desafiado a la ciudad imperial donde yo estaba aterrizando en aquel avión de Alitalia. Del Espíritu Santo, lo confieso, poco o nada me había quedado: apenas el vago recuerdo de una paloma blanca de alas desplegadas, que caía en picada y embarazaba a las vírgenes.

 No bien entré al aeropuerto de Roma, un gran cartel me golpeó los ojos:

 BANCO DEL ESPÍRITU SANTO.

 Yo era muy joven, y me impresionó enterarme de que la paloma andaba en eso.
Eduardo Galeano - Patas arriba. La escuela del mundo al revés.








3 Comentarios:

  1. Cuando se nos caen los ídolos, suena feo y retumba el mundo.

    ResponderEliminar
  2. En el 1989, se dieron cuenta quel el nombre "Banco di Santo spirito" era demasiado controvertido y lo cambiaron en "Banco di Roma".
    .

    ResponderEliminar
  3. Soy cristiano. En el dios que no cree Galeano, yo tampoco creo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...