Día de los difuntos - Eduardo Galeano

Los mejores relatos y frases
de Eduardo Galeano.


Noviembre
2

 En México, los vivos invitan a los muertos, en la noche de hoy de cada año, y los muertos comen y beben y bailan y se ponen al día con los chismes y las novedades del vecindario.

  Pero al fin de la noche, cuando las campanas y la primera luz del alba les dicen adiós, algunos muertos se hacen los vivos y se esconden en las enramadas y entre las tumbas del camposanto. Entonces la gente los corre a escobazos: ya vete de una vez, ya déjanos en paz, no queremos verte hasta el año que viene. 

 Es que los difuntos son muy quedados.

 En Haití, una antigua tradición prohíbe llevar el ataúd en línea recta al cementerio. El cortejo lo conducen en zig-zag y dando muchas vueltas, por aquí, por allá y otra vez por aquí, para despistar al difunto y que ya no pueda encontrar el camino de regreso a casa.

 En Haití, como en todas partes, los muertos son muchísimos más que los vivos.

 La minoría viviente se defiende como puede.


Tal vez te interese:

También te puede interesar:

Eduardo Galeano - Los nadies

Espero*

Silvio Rodríguez - Unicornio

Gabriel García Márquez - El amor en los tiempos del cólera

Jaime Sabines - No es que muera de amor, muero de ti...