Mario Benedetti - Eterno

"Mas su mitad de amor se negó a ser mitad y de pronto él sintió que sin ella sus brazos estaban tan vacíos que sin ella sus ojos no tenían qué mirar que sin ella su cuerpo de ningún modo era la otra copa del brindis." Mario Benedetti
Esta frase pertenece al poema
"La otra copa del brindis" de Mario Benedetti.


Cuando no tenga manos
ni sexo
ni pulmones
ni mirada
y con un deleznable tinguiñazo
estos labios se vuelvan
ceniza
o aserrín
aspiraré a quedarme
sin embargo
en una voz tan breve
de una sola palabra que podría ser No
o Dios
o Cuándo

o más probablemente
un hipo
sin memoria.


También te puede interesar:

Bienvenida - Mario Benedetti

Cuerpo docente - Mario Benedetti

Miércoles por la mañana - Jorge Luis Borges*

Después - Mario Benedetti

Rosario Castellanos - Ajedrez