Mario Benedetti - Nunca la mirada

Esta frase pertenece al cuento
"La vecina orilla" de Mario Benedetti.


Hace tanto que pasé mi ecuador
los años bajan como rompehielos
traen edictos nada promisorios
el pellejo es conciso y elocuente
tiene arrugas y manchas desgarbadas
lunares sospechosos y en capilla
es archivo de tactos y contactos
registra las caricias
dadas y recibidas
fue tieso y joven
eso dicen
la luna asoma
la creciente
la de los locos y murciélagos
creciente sólo para recordármelo
hace ya tantas lunas
que pasé mi ecuador

los ojos cambian
nunca la mirada


También te puede interesar:

Mario Benedetti - Cuerpo docente

Mario Benedetti - Entre siempre y jamás

Cien años - Rubén Fuentes

José Ángel Buesa - Poema del renunciamiento

Jorge Drexler - Sea