Nazareno Saudade - Hombre que dice chau...


Me llevo el sonido de tu voz pronunciando mi nombre,
inmortalizado entre tus labios...
Las caricias intangibles, las sonrisas,
las pocas letras; algo de la música
y miles de saudades...

Me llevo también tu abstracción y surrealismo,
las desiertas noches y tu ausente compañía;
los sueños inagotables...

Me llevo la magia y tu esencia en el silencio,
la parte del vuelo y amor que me corresponden.

No me llevo más nada:
Ni una sola gota de tu llanto,
ni tu marca de falena.
Ni un solo ¿Por qué?
Ni los sinsabores,
los celos, tus juicios
o cualquier sentimiento lacerante, negativo.

Es cierto, hace rato que dejaste de estar...
Libre al fin de la sensación alienante, asfixiante,
que provoca el amar a lo occidental.

Te regalé la inmortalidad en mi vida,
te dejé las comas y las pausas.
Me reservé en cambio, el último punto,
el que daba el final "perfecto",
a nuestra novela imperfecta:
¡Vaya pues, cada quien, con su cada cual!

Adiós amalucada vida,
otra bala perdida,
mi vida...


Nazareno Saudade 27.IV.2009


Los mejores poemas y frases
de Nazareno Saudade.

Radio Saudade en vivo

Escucha la mejor Radio online de trova y rock latinoamericano sin cortes comerciales, las 24 horas de los 365 días del año. ¡Disfruta ya!
Dale play.



También te puede interesar:

Digo que no puede decirse el amor...

Poesía

Besos

Hombre preso que mira a su hijo

Poema de la despedida - José Ángel Buesa