La comunidad internacional

 El cocinero convocó al ternero, al lechón, al avestruz, a la cabra, al venado, al pollo, al pato, a la liebre, al conejo, a la perdiz, al pavo, a la paloma, al faisán, a la merluza, a la sardina, al bacalao, al atún, al pulpo, al camarón, al calamar y hasta al cangrejo y la tortuga, que fueron los últimos en llegar.

 Y cuando estuvieron todos, el cocinero explicó:

     –Los he reunido para preguntarles con qué salsa quieren ser comidos.

 Entonces alguno de los invitados dijo:

     –Yo no quiero ser comido de ninguna manera.

 El cocinero dio por finalizada la reunión.

Eduardo Galeano - Los hijos de los días.