Aunque tengas que llorar



Yo sé que estás aburrida
y que has pensado dejarme.
No sé si estás convencida
de que podrás olvidarme.

Se dicen cosas absurdas
y al rato uno se arrepiente,
pero si estás decidida,
no quiero yo detenerte.

Los momentos que vivimos tan felices,
las caricias, esos besos y ese amor;
es difícil que podamos olvidarnos,
los recuerdos siempre vivos estarán.

Cuando lejos tú te encuentres de mi vida,
que no puedas a mi lado regresar,
no lamentes nunca, nunca, lo que hiciste,
se valiente aunque tengas que llorar.

Fernando Valadés