PRECAUCIÓN:
El consumo de este producto produce adicción y desengaño...

Labels

By Radio Saudade. Con la tecnología de Blogger.

domingo, 16 de marzo de 2014

Los hijos/3

Hace once años, en Montevideo, yo estaba esperando a Florencia en la puerta de la casa. Ella era muy chica; caminaba como un osito. Yo la veía poco. Me quedaba en el diario hasta cualquier hora y por las mañanas trabajaba en la Universidad. Poco sabía de ella. La besaba dormida, a veces le llevaba chocolatines o juguetes.

La madre no estaba aquella tarde, y yo esperaba en la puerta de la casa el ómnibus que traía a Florencia de la jardinería.

Llegó muy triste. No hablaba. En el ascensor hacía pucheros. Después dejó que la leche se enfriara en el tazón. Miraba el piso.

La senté en mis rodillas y le pedí que me contara. Ella negó con la cabeza. La acaricié, la besé en la frente. Se le escapó alguna lágrima. Con el pañuelo le sequé la cara y la soné. Entonces volví a pedirle:

- Andá, decime.

Me contó que su mejor amiga le había dicho que no la quería.

Lloramos juntos, no sé cuánto tiempo, abrazados los dos, ahí en la silla.

Yo sentía las lastimaduras que Florencia iba a sufrir a lo largo de los años y hubiera querido que Dios existiera y no fuera sordo, para poder rogarle que me diera todo el dolor que le tenía reservado.

Eduardo Galeano - Días y noches de amor y de guerra.





20 Comentarios:

  1. Hay que ser MUY poeta para escribir estas maravillas!

    ResponderEliminar
  2. QUE HERMOSAS PALABRAS

    ResponderEliminar
  3. Lo leo,lo releo y todas las veces me hace llorar.Gracias, Eduardo!!

    ResponderEliminar
  4. Buenísimo...!!!! el dolor de nuestros hijos es nuestro tambien.

    ResponderEliminar
  5. es exactamente así lo que uno vive con los hijos, un sentimiento q solo el q es padre o madre puede entender

    ResponderEliminar
  6. Que grande eres aún en tu simplesa..
    Te adoro GAleano

    ResponderEliminar
  7. Por mis hijos yo he canjeado mi felicidad! primero ellos y nunca cambiaría mis sufrimientos por que les pasara algo a ellos.

    ResponderEliminar
  8. Eso lo he pedido yo, primero por mis hijos, ahora por las gripes de mi nieta, por las cosas de la otra y por la felicidad de los cuatro nietos y los cinco hijos...es una constante esto para los verdaderos padres...me acuerdo siempre de un examen de glucosa seriado a una hija, llore porque a ella le dolía y como Dios no me oyó, me la lleve del laboratorio.

    ResponderEliminar
  9. Un gran maestro , un gran latinoamericano , un gran Maestro , poe eso Reagan le cancel La VISA . Que inteligente

    ResponderEliminar
  10. GENIO . ..SIN DUDAS SE NOS CAEN LAS LAGRIMAS , NOS LLEGA AL ALMA

    ResponderEliminar
  11. Sería hermoso evitar el dolor de determinadas cosas...
    Lo que no creo es que sea algo positivo para esta vida, donde muchas veces el dolor es una forma más de aprendizaje...
    Ella debía aprender a través de este dolor que le provocaba la situación con su amiga, más adelante la vida deparará otras situaciones...

    ResponderEliminar
  12. Cuantas cosas se hacen y se dejan de hacer por los hijos....

    ResponderEliminar
  13. Daríamos todo lo que tenemos para que nuestros hijos,nietos y niños del mundo sean felices!!!!!

    ResponderEliminar
  14. Eso nunca lo había leído es un tesoro

    ResponderEliminar
  15. Todos hemos vivido esta experiencia alguna vez por eso se me cierra la garganta de emoción !!! Gracias por tu simpleza!!!

    ResponderEliminar
  16. Querido Galeano, ese es uno de tus gigantes talentos, decir en pocas líneas cosas tan grandes y profundas!!! GRACIAS!!!

    ResponderEliminar
  17. Les romperán el corazón más veces de las que nosotros los rompimos, y eso me revienta el corazón, no me lo parte.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...