Piel caramelo*

¡Me encanta masturbar a una mujer!

Ver como su cuerpo se estremece, sus ojos se pierden y su respiración se hace mas forzosa.

Me gusta jugar con el ritmo y la velocidad, que mis dedos dancen en su entre pierna, mientras mi boca explora su piel, juguetea
con sus pechos, dando pequeños mordiscos, sutiles pero apasionados.

Me gusta arrancarle gritos y una que otra palabra sucia.

Me gusta que se despoje de todo prejuicio y sea quien desea ser todo el tiempo.

Me gusta que entre la lujuria y la pasión me desgarre, que se haga mas frecuente su respiración, que arda la piel y justo en el éxtasis del momento, llegue al clímax cortando con un grito.

Un grito diferente, uno que es mas silencio. Como si muriera momentáneamente y despertara con una sonrisa, una completamente sincera.

Me encanta masturbar a una mujer, por que cuando acaba, significa que apenas empieza lo mejor...

Cristian David Bolívar Arias





*Fragmento